PROYECTO PILOTO

Manejo gestionado de la recarga hídrica en el Valle de Guatemala y municipios vecinos

UNA CRISIS SILENCIOSA

Actualmente, 5 de los 17 municipios del Departamento de Guatemala, se abastecen principalmente de aguas subterráneas (FUNCAGUA, 2021), afectando directamente los mantos acuíferos.

La mayor problemática que afronta el Valle de Guatemala, es que las fuentes superficiales que venían abasteciendo a la ciudad, se han visto comprometidas por el alto grado de contaminación, estudios revelan que el 95% de los ríos y lagos sufren algún grado de contaminación (IARNA). Esta situación ha dejado como única alternativa la utilización de los mantos acuíferos, que en los últimos 40 años han descendido un promedio de 400 metros (FUNCAGUA, 2018), pudiendo ocasionar un riesgo en los próximos años.

El monitoreo sistemático realizado por FUNCAGUA desde 2018, en más de 150 pozos municipales para abastecimiento de agua potable, ubicados en la Región Metropolitana de Guatemala (RMG), ha evidenciado que el nivel de agua de los mismos continúa descendiendo como consecuencia de la sobreexplotación de los mantos acuíferos. El monitoreo ha revelado que, en algunas áreas de la RMG, los niveles de agua han experimentado descensos anuales entre 1 y 65 metros.

PROYECTO PILOTO

El descenso de los mantos acuíferos en el Valle de la Ciudad de Guatemala y municipios vecinos, hacen conveniente promover la recarga gestionada de los acuíferos.

De esa cuenta, GREMIA-FUNCAGUA están implementando el proyecto “Manejo Gestionado del Recurso Hídrico en el Valle de Guatemala”, que procura estudiar diversas técnicas para realizar recarga gestionada del acuífero en el Valle de la Ciudad de Guatemala.

Este proyecto, que tiene como objetivo «Contribuir con el estudio y validación de intervenciones orientadas al manejo gestionado de la recarga hídrica en el Valle de Guatemala y municipios vecinos, que permita identificar y establecer lineamientos técnicos y legales para promover adecuadamente en el país la implementación y monitoreo de dichas intervenciones», contempla captar el agua de lluvia, que es abundante en el país (aunque estacional), para luego ser conducida e infiltrada intencionalmente al subsuelo, y ayudar así, a recuperar los niveles de los mantos acuíferos de la RMG.

El proyecto está compuesto de 9 obras de recarga (8 pozos y 1 zanja de infiltración) en distintos puntos del Valle de Guatemala y municipios vecinos. Cada uno de estos puntos de recarga gestionada será debidamente documentado, medido y analizado, con el fin de contar con información técnica-científica que luego permita replicar las buenas prácticas de recarga, bajo criterios adecuados y técnicamente validados. Cada área de recarga contará con equipo de medición para medir la precipitación en el área y poder estimar la capacidad de infiltración de cada obra.

DURACIÓN DEL PROYECTO

Las actividades encaminadas a la identificación, construcción, monitoreo, registro y análisis de los puntos de estudio; tendrán una duración de 11 meses, contados a partir del mes de abril 2021 concluyendo en el mes de marzo 2022.

El proyecto tiene como fin establecer lineamientos técnicos para desarrollar una “Guía de Recarga Hídrica Gestionada”, la cual incluirá lo siguiente:

  • Lineamientos y buenas prácticas para realizar recarga hídrica.
  • Mapa geológico de zonas idóneas de recarga en el Valle de Guatemala.
  • Diseños técnicos de distintas obras de infiltración.
  • Propuesta de una Normativa para recargas hídricas.
 
Con la colaboración de: