FUNCAGUA

Agua en el planeta

El agua es una sustancia que más abunda en la Tierra y es la única que se encuentra en la atmosfera en estado líquido, sólido y gaseoso.

Aunque existe mucha agua en nuestro planeta, el 97% es salada.

El agua dulce que podemos usar para consumo humano se encuentra en los lagos, ríos y la lluvia, y ésta en total es menos del 1% del planeta.

Si pusiéramos toda en agua que existe en el planeta dentro de una cubeta, el agua dulce que puede ser utilizada por los seres vivos equivaldría a lo que cabe en una cuchara pequeña.

Fotografía: Javier Alvarez Vassaux

La disponibilidad de agua promedio anual en el mundo es de aproximadamente 1,386 millones de km3, de estos el 97% es agua salada, el 3%, es decir 35 millones de km3, es agua dulce y de ésta casi el 70% no está disponible para consumo humano debido a que se encuentra en forma de glaciares, nieve o hielo.

El agua que técnicamente está disponible para consumo humano, sólo una pequeña porción se encuentra en lagos, ríos, humedad del suelo y depósitos subterráneos relativamente poco profundos, cuya renovación es producto de la infiltración. Mucha de esta agua teóricamente utilizable se encuentra lejos de las zonas pobladas, lo cual dificulta o vuelve imposible su utilización efectiva. Se estima que solamente el 0.77% se encuentra como agua dulce accesible al ser humano.

 Algunas cifras relevantes

 

Las aguas subterráneas abastecen de agua potable por lo menos al 50% de la población mundial y representan el 43% de toda el agua utilizada para el riego.

  • 2,500 millones de personas dependen exclusivamente de los recursos de aguas subterráneas para satisfacer sus necesidades básicas diarias de agua.
  • Se estima que el 20% de los acuíferos mundiales está siendo sobreexplotado, lo que tendrá consecuencias graves, como el hundimiento del suelo y la intrusión de agua salina.
  • La disponibilidad de agua enfrenta presiones por contaminación. Se espera que la eutrofización de las aguas superficiales y las zonas costeras aumente en casi todas partes hasta 2030. A nivel mundial, el número de lagos con algas nocivas aumentará por lo menos un 20% hasta 2050.

Usos del Agua

 

A nivel mundial, la proporción de extracción de agua es aproximadamente 69% agropecuaria, 19% industrial y 12% municipal. Este cálculo está dado a partir de la extracción total global para cada uso; y está fuertemente influenciado por unos pocos países que tienen una extracción de agua muy alta, en comparación con otros. 

La siguiente gráfica muestra el crecimiento en la extracción del agua por uso en el último siglo:

En el último siglo la población mundial se incrementó 4.4 veces, mientras que la extracción de agua aumentó 7.3 veces en el mismo periodo; la extracción aumentó 1.7 veces más rápido que la población mundial. Sin embargo, como puede verse en el siguiente gráfico mientras la población mundial continúa creciendo exponencialmente, el incremento en la extracción de agua se ha frenado en las últimas décadas.

Como puede observarse el mayor aumento en la extracción de agua tuvo lugar entre 1950 y 1960, período que corresponde con la implantación del modelo industrializador de desarrollo, impulsado después de la segunda guerra mundial.

Fotografía: Alvaro Ernesto Mendoza Cholotio

Uso Agrícola del Agua

 

La agricultura, especialmente la agricultura de riego, es por mucho el sector con mayor extracción y uso consecutivo de agua a nivel mundial. De acuerdo con estimaciones de la FAO en el 2011, el sector agrícola usó el 70% de la extracción total.

La presión que ejerce el riego sobre el recurso agua en una región, depende de varios aspectos fundamentales:

  • La disponibilidad de agua natural, en dónde el clima el tipo del suelo y el relieve juegan un papel preponderante.
  • Las necesidades hídricas de los diferentes cultivos, que dependen directamente sus requerimientos fisiológicos.
  • Las prácticas y tecnologías utilizadas para el riego.

Para evaluar el impacto del riego sobre los recursos hídricos, es necesario tener una estimación del agua que efectivamente se extrae para el riego, es decir, el agua extraída de ríos, lagos y acuíferos para destinarla al riego. Generalmente esta extracción es mayor a las necesidades netas de un cultivo, debido al agua que se durante su distribución y aplicación.

El riego es fundamental para la alimentación mundial. De acuerdo con estimaciones de la FAO en el 2011, de la superficie cultivada, sólo el 19% tenía infraestructura de riego, sin embargo, producía más del 40% de los cultivos del mundo.

Aunque para algunos países se cuenta con cifras sobre la extracción de agua para riego, estas estimaciones son complejas por la ausencia de esquemas de medición directa, y debido a la complejidad de los métodos de evaluación. Por lo anterior, estos valores no siempre están disponibles a nivel nacional.

Uso Industrial

La industria es uno de los principales motores de crecimiento y desarrollo económico. A nivel mundial alrededor del 19% del agua extraída se emplea en la industria. De esta cantidad, más de la mitad se utiliza en las centrales termoeléctricas para sus procesos de enfriamiento. Se estima que la demanda global de agua para la industria manufacturera se incrementará 400% del 2000 al 2050, centrada en economías emergentes.

Generación Eléctrica

 

La electricidad desempeña un papel clave en la reducción de la pobreza, el fomento de las actividades económicas y la mejora de la calidad de vida, salud y oportunidades de educación, especialmente en mujeres y niños.

El agua tiene un vínculo significativo con la energía, pues por un lado se emplea energía para el abasto y tratamiento de agua, y por otro lado el agua interviene virtualmente en todas las fases de generación de energía. Se estima que la electricidad representa del 5 al 30% del costo total de operación de los servicios de agua y saneamiento, y en algunos países como la India y Bangladesh puede llegar al 40%. En la producción de combustibles se utiliza en la extracción de combustibles fósiles, el cultivo de biocombustibles y en el procesamiento y refinación. Es empleada en la generación de vapor y el enfriamiento de las centrales térmicas (combustibles fósiles, bioenergía, geotérmicas, nucleares y algunos tipos de centrales solares), que representan más del 90% de la generación de energía mundial. Genera el 2.4% de la energía mundial a través del agua contenida en presas mediante centrales hidroeléctricas. En este sentido la generación de energía es un uso que tiene impactos potenciales en la cantidad y calidad del agua disponible.